Woki Organic Market| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Woki Organic Market

El argentino Guido Weinberg, viajero empedernido y conocedor de las diversas fórmulas de restauración de las grandes capitales europeas, lo tenía claro cuando abrió, hace ya unos años, su Wokimarket de la Barceloneta (Passeig Marítim, 1): quería ofrecer la posibilidad, en un mismo espacio, de comer de wok a buen precio (con ingredientes frescos y de calidad), con posibilidad de take away (su ubicación frente al mar nos pide a gritos salir a comer al paseo) y con una pequeña tienda de productos ecológicos. Más tarde, Weinberg amplió el negocio con otro local en Gràcia (Astúries, 22), donde la tienda ya era algo más amplia, y ahora ha culminado este concepto con el Woki Organic Market, un mercado en toda regla en el que, además de comprar, encontramos diferentes espacios para comer. El local es espectacular, céntrico, moderno, amplísimo, y nos recuerda a un mercado cualquiera, con la particularidad de que todo lo que en él se vende es ecológico. Cuenta, incluso, con panadería (Baluard) y un puesto de fruta y verdura a un precio bastante ajustado si tenemos en cuenta su procedencia bio, regentado directamente por un payés. Cuando decidió abrir Woki, Weinberg tenía claro que quería ofrecer a sus clientes la posibilidad de realizar absolutamente toda la compra semanal (productos de limpieza y cosmética, cereales, conservas, lácteos, soja...), además de comer de forma rápida, informal y ecológica en uno de los puestecillos que hallamos en el interior del establecimiento, que son cuatro: sushi, pasta y pizza, wok y carnes. La pasta está realizada artesanalmente con sémola bio y puede adquirirse tanto para comer in situ y disfrutar de su bullicioso ambiente de mercado como para llevar, y el resto de la oferta destaca por su sabor y su sencillez (las pizzas y los woks también son deliciosos, el día de nuestra visita no tuvimos la suerte de probar las carnes). En esta especie de Dean & Deluca a la mediterránea predomina, claro, el público joven, urbanita, estiloso, guapo, delgado y de aspecto saludable. POR L.CONDE