Restaurant Gut| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Restaurant Gut

El buen comer se encuentra en Gut: especialidad en cocina mediterránea, fusión, vegetariana y saludable.

Texto y fotos: Anna Alfaro

 

Cada vez más preocupados por lo que comemos y de qué modo lo comemos, conscientes de mejores hábitos para nuestra salud, salir a comer fuera termina no siendo una tarea fácil si queremos mantener algunos principios. ¿Es posible comer como en casa (o mejor) sin estar en casa?

 

Esta es la filosofía bajo la que trabajan en Gut, un restaurante asentado desde 2010 en el barrio de Gràcia. El buen comer, de calidad, saludable y de gusto exquisito. Pilares fundamentales de su labor.

 

Salteado de tofu, coco, lima y patchoy

 

Gut nace de una idea gestada entre tres amigos. Un arquitecto, un ingeniero y un experto en hostelería se unen para crear algo bueno, algo nuevo en el barrio de Gracia y trasladar la comida casera, bien cocinada, bien pensada, a las bocas exigentes de este barrio.

 

 

Ensalada - Gut 

 

“Gut”, que en alemán significa “bueno” y en inglés “intestino”, ese órgano vital en la alimentación, da nombre a este lugar que pretende cuidar y enseñar en el arte del buen comer. Comida de primera calidad, con productos orgánicos, opciones vegetarianas y una amplia oferta para celíacos. Sus propietarios toman inspiración de sus viajes e incorporan esos tintes de otras cocinas para crear una carta saludable basada en la fusión y con lo mejor de cada país.

 

Una dieta variada, con distintos elementos, sin eliminar tipos de productos y buscando el equilibrio de la amplia variedad que existe, sacando el máximo provecho de cada tipo de alimentación.

 

Brick de camemberg y rúcula con naranja

 

El “buen comer” está en una dieta rica, variada y equilibrada. Un “buen paladar” tiene que arriesgar y lanzarse a probar cosas desconocidas, otro de los pilares de Gut. Como dice Joan, uno de sus propietarios: “Las cosas hay que probarlas. En Gut animamos a que nuestros clientes lo hagan y si después no les gusta, no hay problema, se lo cambiamos”.