Miguelitos| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Miguelitos

Miguelitos es un referente de visita obligada, donde disfrutar de tapas y platos de verdad, en un ambiente sensacional.

Miguelitos es un referente del centro de Barcelona, uno de esos lugares de visita obligada que le dan verdadera significación y sabor a una estancia en la ciudad. Los barceloneses ya saben bien lo que significa una comida, una cena o un tapeo en Miguelitos: la cercanía de un local de Barcelona de toda la vida, la acogedora amabilidad de sus cocineros y camareros, y la garantía de unos alimentos mimados al máximo. 

 

Situado en un enclave privilegiado, la Avda. Diagonal justo en contacto con la parte más alta de Rambla Catalunya, el lema de Miguelitos le va como anillo al dedo:  'la cocina de verdad', precisamente porque no hay nada más real que presenciar como se elaboran sus platos, cosa que podemos apreciar directamente por la cocina a vista, o ver como nos los acercan y finalmente saborearlos en una mesa del salón o en las barras con taburetes de la entrada, donde saltan los manteles y se da un estilo más informal, ideal para picar cuando no queremos emplatarnos. 

 

Más verdades de esas imbatibles: todo lo que comes en Miguelitos tiene una calidad extrema, verdadera, desde luego. Se nota el compromiso del dueño del lugar, Miguel, que todavía hoy va cada día a las 4 de la mañana a la lonja, a seleccionar y comprar los mejores productos para su cocina. 

 

 

Para tapear

 

Un Ribera del Duero, punta de lanza de la extensa bodega de vinos de Miguelitos, acompañado de una buena ensaladilla, son una buena manera de inagurar una buena velada de tapeo en las mesas con taburetes de la entrada, o en la barra del restaurante. Sin duda, uno de los platillos estrella de Miguelitos es su pincho de steak tartar de solomillo de ternera coronado con perejil, que se ha ganado la fama de ser uno de los mejores de Barcelona por méritos propios, y sorprende por su aroma, más una textura perfecta, que nos seduce en cuanto damos el primer mordisco. 

 

 

El pincho de salmón nos da la prueba definitiva de que las cantidades son siempre generosas en Miguelitos. Ahí se nota la veteranía. La materia prima es de calidad extrema, y el salmón obra milagros en nuestras papilas gustativas. De ahí, es inevitable pasar a uno de los platillos estrella del local, la tortilla rota. Un gentil camarero la parte y te la sirve con cuchara, tenedor y maestría, y ahí empieza el festival: tierna por fuera y crudita por dentro, como la hacen en el norte. Pocos sitios de Barcelona pueden presumir de una tortilla así.

 

Además, nos podemos chupar los dedos con las croquetas de foie y ceps, el famoso gazpacho Miguelitos, o los espárragos trigueros a la parrilla con romesco. 

 

 

Para emplatarse

 

La carta de Miguelitos es un tobogán de tentaciones, donde siempre acabas cayendo en alegrías para el cuerpo. Desde la cocina a vista se puede observar al chef y su equipo esmerarse en elaborar cocina minuciosa, cuidada y de verdad.

 

De esa cocina vemos desfilar, ya sentados en alguna de las mesas de su formidable salón, platos como el Rodaballo a la Donostiarra, servido en filetes sensacionales, y con una guarnición que refuerza incluso más su gusto y aroma.

 

 

Otra recomendación ineludible es el Rabo de toro al vino tinto, un plato típico español que en el restaurante de Miguel encuentra su propia versión. 

 

Eso sin olvidarnos de las alcachofas con almejas, las costillas de cabrito a la parrilla, los calamares de playa salteados o la butifarra de Orrius con judías.  

 

Postres caseros

 

De entre el gran surtido de postres caseros de Miguelitos, seduce especialmente la crema catalana, que se sirve con dos fresas a modo de peineta, pero sin duda una de las estrellas para rematar una buena representación de los manjares del restaurante es la tarta de manzana, también casera, que es realmente deliciosa. Además, la tarta de queso de Miguelitos no deja indiferente a nadie, y el coulant es simplemente una explosión de placer. Albert Fernández

 

Mail para reservas: miguelitosdiagonal@hotmail.es