Malpaso Restaurante| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Malpaso Restaurante

El nuevo local de cocina mexicana de la editorial Malpaso nos abre el apetito como quien abre un libro

Texto: Albert Fernández

Fotos: Malpaso Restaurante

 

La idea de Malpaso Ediciones siempre ha sido la de animar conversaciones, a partir de sus publicaciones de literatura, ensayo, música y cultura popular. Con esa misma prerrogativa nace Malpaso Restaurante, un espacio ideal que abre sus puertas en la calle Girona para compaginar comida, bebida, lectura y, por supuesto, incitar al encuentro y la charla.

 

 

Este nuevo restaurante nace como respuesta al boom de los restaurantes mexicanos en Barcelona, pero le aplica un  toque mediterráneo y moderno, para empezar, porque no sirven la clásica comida mexicana, sino que se aplican en platos adaptados para el paladar de aquí (cocina no demasiado picante, por tanto). Además, el local posee un ambiente que combina lo relajado y casual con lo sofisticado y distinguido. Partiendo de los agradables taburetes exteriores, o su contrapartida interior en el espacio de la barra, accedemos por unas escaleras carismáticamente customizadas a una planta superior diso Restaurante. l, puesto que lo cualquiera de los autores de la editorial, puesto que sus libros adornan las paredes de Malpalaáfana y del todo confortable. En su esquina chill out, podemos disfrutar de un tentempié mientras nos relajamos en sus sofás, tal vez ojeando algún ejemplar de E.L. Doctorow, Lenny Bruce, Eric Lundgren, o cualquiera de los autores de la editorial, puesto que los libros de la editorial adornan las paredes de Malpaso Restaurante.

 

 

En cuanto a los platos, el lema principal es “en la variedad está el gusto”. El chef Eduardo Gonzales tiene muy claro que los comensales pueden aburrirse fácilmente, por eso trabaja en diferentes tipos de presentaciones, y tiene en mente variar la carta según temporada.

 

En el restaurante encontramos diez menús diferentes, que varían cada dos semanas, así como sus guarniciones, platos que parten siempre de producto de temporada, al que se le aplica el toque mexicano.

 

 

Los entrantes muestran una constelación de cremas frías, como la  vichyssoise con melón, virutas de jamón y un toque de menta, o ensaladas como la de atún fresco, o la de frijoles mexicanos, que hace las veces del típico empedrat catalán.

 

 

En la cocina non-stop de Malpaso Restaurante triunfan ante todo los tacos, que se sirven en cazuela, de manera que siempre llegan calientes a la mesa. Te puedes relamer, por ejemplo, con el taco de pescado con salsa cochinita (que no pica, pero da mucho sabor), aunque en su carta también encontramos platos de sabores muy coloridos, como el delicioso solomillo con salsa de mandarina y chile guajillo.

 

 

Los postres son realmente un fascinante mundo aparte en Malpaso, todos de elaboración propia. Triunfa ante todo el tres texturas de chocolate, un cremoso que lleva sorpresa, y mezcla cacao con chicharrón y chile chipotle, más un bizcocho de piloncillo: una mezcla de gustos y texturas que da lugar a una explosión de sensaciones entre el picante con el dulce. Los helados también son hechos in situ, y los hay de sabores muy exóticos: de guayaba, de mango, de vainilla mejicana, de café… Entre la pastelería y las tartas del desayuno, también obra del chef, destacan las conchas mejicanas, que son una especie de brioche pequeño. Y prometen que más adelante dispondrán de panadería propia.

 

 

Por si esto fuera poco, el restaurante se convierte por las noches en un perfecto bar de copas, con todo un repertorio de cervezas, tequilas y mezcales de importación, y además sirve un brunch muy especial los fines de semana, desde las 11:30 de la mañana hasta las 14h aproximadamente. Atentos, porque de vez en cuando ponen en marcha la promoción de ‘brunch infinito’, donde por 10 € puedes gozar de enchiladas (tortitas rellenas de pollo con salsa), pancakes estilo americano, bagels de salmón con aguacate estilo NY, huevos al gusto,

 

Con tan buen ambiente y tantas tentaciones, no es de extrañar que, a tan solo unas semanas de abrir, Malpaso Restaurante congregue a “toda la mejicanada”, como dicen ellos.

 

Buenos platos y excelente parroquia, más eventos dedicados a la literatura, el arte, presentaciones, exposiciones, o encuentros de poesía. ¿Se te ocurre un lugar mejor para extraerle todo el sabor a aquella clásica expresión, carpe diem?