L'Oliana| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

L'Oliana

Santaló, 54 (St. Gervasi). T. 93 201 06 47-201 32 82. Cuina catalana i casolana. Obert de 13 a 16 h. i de 20.30 a 24 h. Bunyols de bacallà, arròs caldos de peix, turbot salvatge al forn amb patates. Diumenges nit i festius tancat. (36-42 €). Aparcacotxes.

Situado estratégicamente frente al mercado de Galbany, L’Oliana fue uno de los primeros restaurantes en reivindicar la cocina catalana de mercado, en aquellos tiempos, más o menos lejanos, en que los barceloneses descubrieron una identidad que no siempre había quedado clara. La misma estructura del local, con planta baja y piso luminoso, decorado sin aportes estéticos de siglos pasados, generaba la idea de que en esta casa se puede probar un recetario con una concepción muy clara, sin el peso de largas cocciones que enmascaran el producto. La propuesta ha sido buena, hasta el punto de que la carta de L’Oliana se compone de una parte inamovible, a la que se añade una propuesta de sugerencias, en variación diaria. Sea cual sea nuestro apetito, es importante recordar que en este restaurante saben preparar los no tan sencillos buñuelos de bacalao, con la pasta muy crujiente, sin excesos grasos, y el bacalao tangible en su interior. Si los pescados entendidos a la manera de Donosti, con su refrito de ajos y guindilla, o las paletillas de cabrito al horno, son memoria gustativa inspirada en los restaurantes próximos a los mercados, los calçots rebozados con romesco, la delicada coca con tomate o las setas de temporada, salteadas o a la parrilla, son indicativas de los gustos de un público que sabe que en el restaurante de Ana Calpe siempre se plantean platos que gustan a los urbanitas. Al margen de los buñuelos de bacalao, en esta última visita a L’Oliana he probado la coca, entre otras razones, porque se puede aliñar con un aceite de primera prensada, excelente. Cuadra la coca con la ensalada de tomate y ventresca de bonito, de ajustada textura. Un confit de pato con patatas asadas era una tentación invernal, como lo es la recuperada receta del escabeche de pollo de payés, moderna, de tan antigua, que se ha mantenido en la memoria culinaria gracias a las señoras del Hispania. No obstante, la carta de sugerencias especificaba más opciones de este orden, entre ellas los riñones en su más sencilla cocción y el capipota. Los postres reproducen el esquema general de L’Oliana, con los bien conseguidos hojaldres de crema con fresitas y frambuesas, el arroz con leche, con un público fiel, o el suflé de chocolate. No falta la crema catalana, ni el requesón de Fonteta con mermelada de naranja amarga.

L'Oliana

Santaló 54

93 201 06 47

Barcelona

www.oliana.com


Horario: Ab de. 13-16 y de 20.30-24 h.

Especialidad: Catalana