Can Vallés| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Can Vallés

La elección contempla una oferta del día, siempre interesante, más un grupo de platos en los que los pescados se ajustan a cocciones simples, del orden del rape con vinagreta a la mostaza antigua, más un apartado de carnes en su mayoría preparadas a la parrilla, o salseadas, a partir de un recetario que ahora resulta poco habitual. Como el jamón de esta casa es un guijuelo etiquetado Juan Manuel, vale la pena pedir una ración. En mi caso la he dejado para otra ocasión, ante la posibilidad de probar un tartar de atún con huevas de salmón, un elemento que, por su sedosidad y punto de sal, se integra bien con la roja carne del atún, cortada a cuchillo. El pan de ‘cristal’ para acompañar el tartar está servido a una temperatura que realza su aroma. Los canelones de pie de cerdo con salsa de setas son una institución en Can Vallès. Tanto es así que se sirven en mini raciones, porque es impensable ocupar plaza sin probar un canelón en el que el pie de cerdo, abundante, se transforma en un excelente relleno. La salsa, una bechamel muy ligera, aromatizada por las setas, envuelve cada bocado. Un foie gras a la parrilla era una de las alternativas al cochinillo, resuelto con notable perfección. Es una pieza deshuesada, dividida en pequeñas porciones que son auténticas tentaciones, por el crujiente de la piel y la calidad de la carne que se oculta tras la superficie tostada. A destacar la pequeña guarnición, una compota de frutos secos en la que las uvas pasas dan un punto de dulce delicioso. Dado que en esta visita su majestad el cerdo había estado presente en dos ocasiones, he acabado el banquete con una versión del cerdito poética: el tocinillo de cielo. POR MIQUEL SEN

Can Vallés

Aragó 95

93 226 06 67

Barcelona


Especialidad: De autor