Bilbao| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Bilbao

Cuando un restaurante alcanza la bendición de ser un clásico popular, seguro que nos encontramos frente a un establecimiento en el que se suman cocina de mercado bien hecha, precios ajustados y una clientela fiel. Bilbao cumple estos requisitos hasta el punto de que, según mi criterio, es un paradigma de cómo se come dentro de los cánones barceloneses. Otra parte del éxito se debe al grupo humano que trabaja en esta casa, desde su propietario al equipo de sala y cocina. En esta ultima manda el chef Jordi Oliver, que sabe en qué consiste la oferta del día, que no es nada más ni nada menos que situarse a primera hora de la mañana en el antiguo mercado de Gràcia, el de Abaceria, para comprar lo más tentador. El resultado le permite mantener un nivel de calidad alto y unos precios muy ajustados, una razón que me ha convertido en un asiduo comensal de este restaurante. En la mesa situada junto a la foto dedicada de otro miembro del club de asiduos de Bilbao, el actor Javier Bardem, he decidido iniciar mi banquete probando vinos fuera de lo común. Como los precios de la carta lo permiten, he compartido con los aperitivos uno de los champagne que más me gustan, el Taittinger Brut Millésimé, una de las mejores maneras de iniciar una comida importante, entre amigos, que me ha permitido probar desde platos del día a clásicos de la carta. Notables los embutidos, llegados de la Seu d’Urgell, sobre todo el bull, y excelentes las sencillas alcachofas salteadas, calificación extensible a las murgulas con su punta de foie. Estas setas de primavera son, desde mi punto de vista, unas de las mejores junto a los otoñales ceps y las trufas de invierno. La incitación gustativa que provoca el Taittinger me ha hecho elegir, entre una carta de vinos extensa y bien construida, otro vino que recomiendo, uno de los mejores rosados que se elaboran en Europa, el Gran Feudo Rosado 2007. Un vino criado sobre lías, con un perfil que lo ha hecho ideal para acompañar unos segundos compartidos, desde el bacalao con sanfaina, a un cap i pota a la moda, es decir con las verduras con un punto de crocante. Personalmente prefiero la antigua fórmula de más larga cocción. Aunque habitualmente, cuando voy al Bilbao, pruebo los quesos y el membrillo casero, esta vez he pasado directamente a los postres, tiramisú y brownie.

Bilbao

Perill 33

93 458 96 24

Barcelona


Especialidad: De mercado