Bar Lobo| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Bar Lobo

El espacio interior ha sido remodelado, con una nueva barra, mientras que en el altillo encontramos un espacio minimalista, a la moda de los restaurantes de sushi y sashimi.

El Lobo ha cambiado de fisonomía hace unos meses. Ahora está dividido en dos espacios claramente diferenciados, manteniendo a nivel de calle la atractiva terraza. El espacio interior ha sido remodelado, con una nueva barra, mientras que en el altillo encontramos un espacio minimalista, a la moda de los restaurantes de sushi y sashimi.

 

El público sigue estando formado por ciudadanos que conocen los recursos del barrio, es decir, aquellos que saben que a la Boqueria no hay que ir por las Ramblas, sino perpendicularmente por la calle que sale a la plaza de las payesas y que la terraza de El Japonés & Bar Lobo es la pista de despegue cuando se tiene un día de ravalear.

 

El ambiente del piso superior, alias El Japonés, es mucho más serio y reflexivo que el inferior. En el primer piso plantean una carta que hay que marcar con una cruz con la que definimos nuestro menú. No faltan las sopas de miso, las empanadillas típicas del Japón, los noodles o los yakisoba, ahora un plato de moda en Barcelona. Evidentemente se puede seguir una dieta vegetariana o caer en un delirio de sushi y sashimi a partir de todo tipo de makis, tanto los de origen oriental, como los nuevos procedentes de la cocina fusión californiana. Como los precios son muy asequibles, entre los 4 y 7 €, el comensal puede darse el placer de beber cerveza fría o vino rosado, apuntando varias casillas en la carta-comanda.

 

El espacio de abajo es una buena solución cuando se quiere tapear. Aquellos que conozcan las “Cuines de Santa Caterina” encontraran un perfil próximo en el hummus con pan de pita, a 5€, las patatas bravas a 4€ o la tempura de espárragos con salsa romesco. Este rebozado oriental, junto con el tataki de atún con guacamole, son un apunte de la cocina fusión entendida a la manera del Lobo, compatible con las muy tradicionales tallarinas al jerez, los pescaditos fritos o los calamares a la andaluza. Si el apetito es más intenso, la carta plantea un plato del día, siempre económico y de concepción culinaria popular, o bien un apartado de raciones.

Bar Lobo

Pintor Fortuny, 3

93 481 53 46

Barcelona

www.grupotragaluz.com


Horario: Todos los días de 9 a 24 h. Jueves, viernes y sábado abierto hasta las 2.30 h.

Especialidad: Tapas