Amélie| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Amélie

‘Amélie cultiva el gusto por los pequeños placeres, como hundir la mano en un saco de legumbres o partir el caramelo quemado de la crema catalana con la cucharilla’. Esto lo sabe todo aquel que haya visto la película de Jean-Pierre Jeunet, igual que todos lo que han ido al Amélie saben que saldrán de ahí con nuevas experiencias en la mochila. Aquí encontramos platos innovadores que fusionan sabores de todos los rincones del mundo. Y esto no es de extrañar, porque sus tres fundadores tienen procedencias tan dispares como los clientes que pueblan su acogedor interior o su terraza en Plaça de la Vila de Gràcia (la Ruis i Taulet de toda la vida). Los placeres de Amélie, sin embargo, no son sólo culinarios, porque desde que nació, en 2006, este local ha querido apostar por el arte en todas sus formas. Así, cada tres meses las paredes se forran de nuevas obras. Hasta el 15 de julio podréis ver y comprar los óleos sobre lienzo de Federico Mañanes, que destacan por su gran textura y sus abundantes colores. En Amélie se nota que no únicamente se invierte en comida, bebida, arte y decoración. Su valor añadido es la inversión en las personas y eso se nota en el ambiente calmo y agradable desde el momento en que te sientas a esperar una de las botellas de su delicada selección de vinos. Además, gracias a su característica sensibilidad, Amélie se ha sabido posicionar y conoce muy bien las necesidades de todos sus clientes: turistas, vecinos, paseantes, artistas, viajantes... Lo mejor de todo es que este proyecto nació de la fascinación de unos amigos por hacer algo juntos. No hay duda de que las cosas, cuando se hacen con pasión, acostumbran a salir bien.