Las mejores bravas de Barcelona| Restaurantes enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Las mejores bravas de Barcelona

Nada como unas buenas bravas para iniciar el aperitivo o picar entre horas... El platillo por excelencia en nuestro ranking.

¿Quién sería el genio que decidió echarle un poco de all-i-oli a unas patatas fritas? ¿Quién? Eso nos preguntamos nosotros... Sin duda son un clásico que tanto sirve para una comilona de tapeo como para un aperitivo. Es de esos platos que siempre pedimos, como un imprescindible de nuestras rutas gastronómicas. Por ello, teníamos que recorrernos Barcelona para descubrir cuáles son las mejores. ¿Preparados?

 

Texto: Virginia Antonín

 

 

LAS MEJORES BRAVAS DE BARCELONA

 

 

 

1. Bar Tomás

 

 

Si hablamos de bravas, hablamos del Tomás. ¿Era evidente, no? Sus patatas cortadas a lo largo son bastante irregulares pero siempre quedan doradas, crujientes por fuera y tiernas por dentro. Las salsas son otro punto a favor. Su all-i-oli rebosa ajo y eso se nota pese a su finísima textura que se acompaña de un aceite picante que le da el toque final. Sí, repiten, y mucho. Pero son de esos platos que por más que lo intentes no puedes evitar caer y recaer de nuevo. 

 

Si sois fieles seguidores del picante, podéis pedirlas muy muy picantes...  A ver si os atrevéis con ellas. 

 

Precio: 2,40€

Dirección: C/ Major de Sarrià, 49. (Sarrià) Barcelona

 

 

2. Bar del Pla 

 

 

El corte de sus patatas es como de media luna. Están tostadas por fuera y tiernas por dentro. La verdad, la calidad se nota. Su all-i-oli es más bien suave, sin casi notar el ajo. Por su parte, el tomate frito tiene un sabor tirando a dulce y no resulta picante. De esta forma, podemos aseguraros que si buscáis unas bravas que no repitan, aquí tenéis las vuestras.

 

Precio: 4€

Dirección: C/ Montcada, 2. (Born) Barcelona

 

 

3. Senyor Vermut

 

 

De forma cuadrada y en pequeños bocaditos, así son las de Senyor Vermut. El all-i-oli se nota que es casero, elaborado con mimo y podríamos decir que rozando la perfección. El aceite especiado con pimentón da la densidad necesaria para pringar bien las patatas. Como distintivo, unos pimientos verdes asados que coronan las bravas. Tienen marca propia, la marca del Eixample. 

 

Precio: 2,95€

Dirección: C/ Provença, 85. (Eixample izquierdo) Barcelona

 

 

4. Bodega 1900

 

 

Las bravas de Albert Adrià son de otro planeta. Y sí, son bastante potentes pero no repiten. El corte de la patata es diferente a lo que hemos visto hasta ahora. Se trata de una especie de patatas chips pero más gorda. En el plato distinguimos dos salsas, la roja y picante; y la blanca, mucho más cremosa a modo de all-i-oli suave. De todos modos, no siempre están en la carta por lo que os deseamos mucha suerte y que podáis probarlas pronto.

 

Precio: Según disponibilidad.

Dirección: C/ Tamarit, 91. (Paral·lel) Barcelona

 

 

 

5. Elsa y Fred

 

 

Parecen gajos de naranja pero su tamaño no es nada incómodo. La patata está pochada y rematada en la freidora antes de servir, por lo que resulta delicioso el contraste. Las salsas aportan su toque con un crujiente de sal, pimentón y aceite picante. El all-i-oli, muy cremoso, también está acompañado de cebollino y pimienta negra recién molida. Es otra forma de hacerlas, pero sin duda, son de 10. 

 

Precio: 4,50€

Dirección: C/ Rec Comtal, 11. (Born) Barcelona

 

 

 

Menciones especiales

 

Esto es como todo. Es posible que a unos les gusten más crujientes y a otros más blanditas... Nosotros no podemos olvidarnos de las bravas de:

 

 

 

Montesquiu: Corte tipo patata chip pero más gordas. Nada aceitosas y con una salsa líquida con matices picanes. 

 

Dirección: C/ Mandri, 56. (Sant Gervasi) Barcelona

 

 

 

Segons Mercat: De corte estandar, bien doraditas y no muy crujientes por fuera pero sí tiernas por dentro. Doble ración (o más) de ajo para su all-i-oli que resulta muy potente. Además, claro está, el aceite picante no se queda atrás. La combinación de ambas salsas es brutal por lo que repiten un poco. 

 

Dirección: C/ Balboa, 16. (Barceloneta) Barcelona

 

 

 

La Taverna del Clínic: Esta es la versión de las bravas de Sergi Arola. Un cilindro de patata hueco que se rellena de una salsa brava lígera y algo ácida. 

 

Dirección: C/ Rosselló, 155. (Eixample izquierdo) Barcelona

 

 

 

 

Hidalgo: En forma de pastel, con unas patatas pochadas que bien podrían ser a lo pobre, bañadas con un perfecto all-i-oli espumoso y un aceite picante delicioso. 

 

Dirección: C/ Balmes, 396. (Putxet) Barcelona