Raïm 1886| La noche enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Raïm 1886

La historia recorre las paredes del Raïm 1886 en forma de chorretones, viejos cuadros, madera fosilizada y polvo. No podía esperarse menos de uno de los bebederos más canosos y arrugados de la Gràcia más profunda. Fundada ni más ni menos que en 1886, esta santa casa recibió un soplo de aire fresco en 2002, año en que cambió de manos y adquirió notoriedad por su pasión casi reverencial por Cuba y,

La historia recorre las paredes del Raïm 1886 en forma de chorretones, viejos cuadros, madera fosilizada y polvo. No podía esperarse menos de uno de los bebederos más canosos y arrugados de la Gràcia más profunda. Fundada ni más ni menos que en 1886, esta santa casa recibió un soplo de aire fresco en 2002, año en que cambió de manos y adquirió notoriedad por su pasión casi reverencial por Cuba y, más en concreto, por el maná etílico de la isla caribeña: el ron. La combinación de rones de calidad e interiorismo de posguerra es realmente atractiva para los amantes de las viejas bodegas de barrio. Barriles, mesas de mármol, cristales grasientos, porticones de madera… Todos los elementos nos transportan atrás en el tiempo y guardan en su espíritu los embates nocturnos de la bohemia gracienca más añeja. Y todo esto fusionado con un deje cubano que se aprecia a veces en la banda sonora, en casi todos los elementos decorativos y, sobre todo, en unos mojitos arrebatadores que merecen estar en el top 5 de la ciudad por méritos propios.