Monvínic| La noche enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Monvínic

¿Qué es Monvínic? O, mejor dicho, ¿cuántas cosas es? Es la pregunta que nos hacíamos desde fuera del impecable portal acristalado de la calle Diputació donde se encuentra este establecimiento, así que hemos pasado al interior para tratar de dar respuesta a esa inquietud con la certeza de que el proyecto impulsado por el empresario Sergi Ferrer-Salat es algo poco usual. WINE-BAR. Una vez cruzada

¿Qué es Monvínic? O, mejor dicho, ¿cuántas cosas es? Es la pregunta que nos hacíamos desde fuera del impecable portal acristalado de la calle Diputació donde se encuentra este establecimiento, así que hemos pasado al interior para tratar de dar respuesta a esa inquietud con la certeza de que el proyecto impulsado por el empresario Sergi Ferrer-Salat es algo poco usual. WINE-BAR. Una vez cruzada la recepción, lo primero que encontramos son los mesas y sillas de este apartado de Monvínic, el más representativo sin duda del espíritu de la casa: hacer accesibles a los barceloneses los vinos de alrededor del mundo. En la barra de este bar de vinos se abren diariamente entre 30 y 40 botellas, sin repetir ninguna vez: cuando se termina una, se abre una distinta, manteniendo siempre la representación de las principales variedades y zonas vinícolas del mundo. Esta rotación, que de por sí ya es impresionante, también se renueva cada día. Como ven, la selección y la variedad son de vértigo, aunque eso, que debería disparar los precios, no convierte el bar en algo privativo: se sirven copas o medias copas desde 1 €, dependiendo de la botella. BODEGA. Además de esas decenas de botellas en el wine-bar, Monvínic atesora una descomunal carta de vinos que puede pedirse en cualquier espacio del local –y en muchos casos comprarse en botellas. Perfectamente almacenada en una base de datos que se presenta al cliente en una tablet, dicha lista puede llegar a contar con unas 4000 referencias, aunque va variando cada mes: el equipo de siete sommeliers de Monvínic realiza una extensiva búsqueda y compra de vinos por todo el mundo, que a menudo no disponen de distribución aquí y, como decíamos, la premisa es variedad y calidad, no grandes cantidades. RESTAURANTE. ¿Qué mejor complemento a un centro especializado en vinos que un restaurante de primera categoría? Sergi de Meià, en contraste con la internacionalidad de los caldos, elabora una cocina de autor estacional y de proximidad, basada en una red de productores que tienen su reconocimiento diario: sus fotos se proyectan durante todos los servicios. CENTRO DE DIVULGACIÓN. La apuesta por abarcar todos los flancos de la cultura enológica se acaba de cubrir con dos espacios dedicados a la pedagogía y el conocimiento. Por un lado, la sala de catas acoge talleres, catas y cursos de especialistas; y, por el otro, una biblioteca que reúne todos los libros guías, revistas y publicaciones de referencia dedicadas al mundo del vino, en constante actualización. Éste es el único espacio exclusivo de los Amics de Monvínic, club al que cualquiera puede unirse por 180 € al año.

Monvínic

Diputació 249

93 272 61 87

www.monvinic.com


Horario: Ab. De lunes a viernes de 13 a 23.30 h

Categoría: Bares y pubs