Merbeyé Bar Coctelería| La noche enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Merbeyé Bar Coctelería

En la montaña del Tibidabo, entre la vieja estación del funicular y el restaurante La Venta, se enmarca el Merbeyé, un lugar insólito en el que prácticamente todo permanece igual que el día de su inauguración, a finales de la década de los 70.

En la montaña del Tibidabo, entre la vieja estación del funicular y el restaurante La Venta, se enmarca el Merbeyé, un lugar insólito en el que prácticamente todo permanece igual que el día de su inauguración, a finales de la década de los 70. Fue gracias a la intervención de Ferran Amat y Paco Bosch que el Merbeyé pasó de cafetería a convertirse en lo que actualmente es: un bar-coctelería de corte vintage.

 

De la parte exterior destaca su terraza (abierta todo el año) nutrida de numerosas mesas de tablero redondo de mármol y sillas con la parte metálica pintada de verde y con unas fundas de color burdeos que conectan con el interior del local en el que los tonos marrones y rojizos imperan otorgando al lugar un alto grado de candidez. Al entrar, uno queda impresionado por el impulso escenográfico –casi cinematográfico– del bar.

 

Sin duda es un pedazo de los años 20 o 30, con una barra de madera noble con forma de media elipse detrás de la cual nos encontramos con un botellero clásico pero también ávido a las últimas tendencias: el gintonic y el mojito dominan hoy, aunque también hay espacio para los cócteles (algunos propios de la casa como el Negrito Zumbón o el Tramvia Blau a base de vodka, cointreau, limón natural y curaçao azul siguen teniendo tirón) y el cava de la casa Albet i Noya. La música francesa retro y el jazz ayudan en nuestro tránsito hacia tiempos pretéritos.

 

Lluís S. Cepríán