Bodega La Palma| La noche enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Bodega La Palma

Barcelona todavía alberga establecimientos sin pretensiones en los que autenticidad, sencillez y calidad son la bandera. Locales que no quieren brillar bajo luces de neón ni apuntarse a la moda del gin-tonic. Espacios que reivindican los sabores de siempre, el aroma de los manjares chispeando sobre el fuego, el sonido imperturbable de la cháchara, los dignos claroscuros que solo pueden detentar lo

Barcelona todavía alberga establecimientos sin pretensiones en los que autenticidad, sencillez y calidad son la bandera. Locales que no quieren brillar bajo luces de neón ni apuntarse a la moda del gin-tonic. Espacios que reivindican los sabores de siempre, el aroma de los manjares chispeando sobre el fuego, el sonido imperturbable de la cháchara, los dignos claroscuros que solo pueden detentar los espacios con solera. La Palma se erige como claro exponente de este modo de entender la vida. Esta histórica bodega situada en uno de los muchos escondrijos a los que conduce el laberíntico entramado del Gòtic hace gala de un espacio agradable, acogedor e íntimo jalonado por motivos tradicionales que han sabido resistir el paso del tiempo. Se conservan toneles, neveras, mesas de mármol y acabados en madera, todo ello aderezado con grandes dosis de sentido estético conformando un espacio dotado de un encanto muy especial. Con más de 75 años de historia a sus espaldas, La Palma ha visto pasar a todo tipo de personajes. Si en la década de los cuarenta, la bodega fue un importante punto de reunión de los artistas y bohemios de la época, hoy en día se erige como una acertada opción para tomar una copa y comer algo cuando uno anda de paseo por el centro. Sus especialidades son los vinos catalanes de bota, el vermut y algunos cavas del Penedés. Para picar, bravas con salsa al estilo calçots, tortillas, quesos, embutidos, bombas, empanadillas criollas y, sobre todo, las croquetas –de esas que desde el primer bocado uno puede adivinar el suculento caldo en el que se ha cocido la carne. También cuidan las conservas y, precisamente, en una original chapa procedente de la cubierta de una lata, te devolverán el cambio. Déjales propina.

Bodega La Palma

La Palma de Sant Just 7

93 315 06 56


Horario: Ab. Lun-vie de 9-17 h y de 19-24 h. Sáb de 12-24 h

Categoría: Bares y pubs