Blondie| La noche enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Blondie

Entrar en el Blondie es hacerlo en un inmenso baúl copado de nostalgias. O en aquella caja tonta a la que se asomaban Espinete y Don Pimpón. Entrar en el Blondie es como adentrarse en una delicada juguetería. O en una galería de arte. O en una tienda de pósters. O en la casa de un coleccionista de añoranzas. O, más probablemente, en un bar en el que se rinde culto a aquella década que algunos llam

Entrar en el Blondie es hacerlo en un inmenso baúl copado de nostalgias. O en aquella caja tonta a la que se asomaban Espinete y Don Pimpón. Entrar en el Blondie es como adentrarse en una delicada juguetería. O en una galería de arte. O en una tienda de pósters. O en la casa de un coleccionista de añoranzas. O, más probablemente, en un bar en el que se rinde culto a aquella década que algunos llamaron prodigiosa, mientras otros jugábamos a la peonza, comíamos Tigretones o lucíamos camisetas de Naranjito sin saber lo que era un mundial. Y es que es imposible penetrar el umbral de este recóndito establecimiento situado en el corazón del Barri Gòtic y no sufrir un inminente regreso al pasado. Bajo un cielo de luces de neón, hallaremos un ambiente rodeado por paredes de colores estridentes, pósters de Deborah Harry (la protagonista indiscutible de este pequeño santuario consagrado a su banda musical) y vitrinas con objetos rescatados del ayer. Hay Barbies secuestradas por el Increíble Hulk, cubos de rubik, un comecocos y demás fetiches que nos inducen al recuerdo. Pero en el Blondie no todo es decoración. Sirven unos cócteles estupendos, entre los que destaca por encima de todos el gin tonic de Hendrick’s con rodajas de pepino y Fever-tree. Además, de jueves a sábado encontraremos DJs pinchando tanto la mejor música de los años ochenta como el house y el dance más selectos (dependiendo del DJ en cuestión). Por otro lado, el local también organiza habitualmente fiestas con varios clubs de renombre como Razzmatazz, Boulevar o Slow Club, por ejemplo. POR OLGA MOYA

Blondie

D’en Roca 4


Horario: Ab. De 20 a 2.30 h. De jueves a sábado hasta las 3 h

Categoría: Bares y pubs