Ascensor| La noche enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Ascensor

En este clásico de la noche barcelonesa, la decoración invita a la intimidad y a la aproximación. Su plácida atmósfera se construye a base de madera antigua, mármol, muebles tapizados y lámparas de gas, mientras la música acompaña sin perturbar el tono tenue de las conversaciones que se extienden entre trago y trago de alcohol.

En este clásico de la noche barcelonesa, la decoración invita a la intimidad y a la aproximación. Su plácida atmósfera se construye a base de madera antigua, mármol, muebles tapizados y lámparas de gas, mientras la música acompaña sin perturbar el tono tenue de las conversaciones que se extienden entre trago y trago de alcohol.

 

Lo cierto es que si uno conoce la historia del lugar, no puede evitar sentirse abrumado nada más cruzar el umbral de L’Ascensor. Sus días se remontan a la primavera del mítico 68, cuando la sobrina del presidente de la Generalitat, Josep Tarradellas, decide abrir un bar en el número 3 de la calle Bellafila. Dos años más tarde, un anticuario se hace con el local, lo reforma y añade el elemento esencial que le da nombre, el ascensor, tomado de la delegación de hacienda de Via Laietana.

 

En aquella época, el local fue cuna de artistas plásticos, literatos y músicos. Cuentan las malas lenguas que Lou Reed cayó borracho en su barra tras suspender un concierto en el Palau dels Esports. Y fue también aquí donde se conocieron Quimi Portet y Manolo García, encuentro que culminaría con su exitosa carrera en El Último de la Fila. En la actualidad, L’Ascensor sigue conservando la esencia de antaño a la vez que se adapta a los nuevos tiempos. Desde la década de los 90, sirve cócteles deliciosamente preparados, aunque su bebida estrella sigue siendo el gin tonic, elaborado según un sinfín de variedades. 

Olga Moya

Ascensor

Bellafila, 3

93 318 53 47

Barcelona


Horario: Ab. de 18 a 3 h. Viernes y sábado de 19 a 3.30 h.

Categoría: Bares y pubs