Entre copas y billares| La noche enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Entre copas y billares

Porque no todo es tener la gran charla de bar, te recomendamos los mejores garitos con billar, futbolín y wifi abierto.

Nos gusta estar en el bar y echar la tarde, la noche y, si se puede, la mañana también. Pero a veces no todo consiste en filosofar o pasarse horas repasando el dramatis personae completo del entorno con tus compis de mesa. En ocasiones, lo que más nos apetece es levantarnos del taburete y pasar el rato jugando, retar a tus colegas con una partida de dardos, hacer unos alardes de técnica al billar, vacilar a gritos a tu novi@ dándole al futbolín, o disponer de un buen wifi para poder realizar apuestas o disputar partidas de poker online mientras nos bebemos una cerveza bien fresquita. Nos pedimos algo y te vamos contando nuestros bares favoritos para echar unas buenas partidas. 

 

Texto: Virginia Antonín y Albert Fernández

 

 

 

 

 

Tequila

 

Escudellers, 28.

 

 

La sensación estremecedora que sobreviene al atravesar la puerta de este local del gótico supone una experiencia más que imponente: los decibelios atronedores de su musicón heavy metal pueden despeinar hasta a un muñeco de cera. Tras las duras bisagras de este bareto para hombres duros y variopintas criaturas de la noche, encontramos (vale, además de guiris en chanclas y calcetines atraídos por la creciente leyenda del lugar) dos barras impresionantes estilo "Roadhouse, de profesión duro", con hileras de auriculares para escuchar la música al volumen que te plazca y una ajada mesa de billar, además de unos dardos con los que es más que fácil engorilarse entre copas. Entretenimiento no falta. Bajo la mítica luz roja del pub, entre las abrumadoras paredes repletas de estampas heavies, podrás pedir tus canciones metaleras favoritas y echar unas partidicas hasta que el enésimo chupito del obligado tequila te tumbe definitivamente. Tu turno, socio. 

 

 

 

 

 

Canigó

 

Verdi, 2.

 

 

La terraza del Canigó es una de las más emblemáticas y concurridas del barrio de Gràcia, pero dentro del bar, después de la zona de mesas y enfrente de la barra, encontramos su gran tesoro: una mesa de billar americano que hace las delicias de la parroquia que desde hace generaciones se reúne en el mítico local de la Plaça Revolució. Además, podemos acompañar nuestro juego de tacos y bandas con una cerveza bien tiradita, tapas caseras tan apetecibles como los huevos rellenos de atún con mayonesa o las anchoas con pan con tomate y, llegado el momento, un buen cóctel o la gin limonada (pomada) típica de Menorca, otro clásico del Canigó

 

 

 

 

Ars

 

Atenas, 27.

 

 

Un auténtico templo para billaristas, aficionados o no tanto. Detrás de este gran local donde maravillarse con las bolas se esconde un bar ideal para compartir experiencias varias junto a Gabriel Carral, alias "El Jefe". Pero lo cierto es que los grandes protagonistas son los tacos, los palos y las bolas de sus mesas americanas desde hace más de 20 años. Entretenerse y evadirse, las dos opciones son válidas en una de las salas más carismáticas de la ciudad. Los que se han dejado encandilar por los Ars lo saben, pues la calle Atenas ha visto crecer a más de un profesional del deporte. Para los más fanáticos, los lunes a las 21h se inicia una competición de 23 equipos de nivel avanzado. El miércoles, el día de los que se inician. El billar es para todos y las ganas de hacer correr las bolas por el tapete, también.

 

 

 

 

 

Sotavent

 

Major de Sarrià, 61

 

 

En pleno corazón del casco antiguo de Sarrià podemos encontrar este escondido local que ofrece mucho más de lo que aparentemente se ve tras su puerta. Unas escaleras estrechas que descienden hasta una gran sala presidida por la barra, con mesas compartimentadas de madera y un salón que bien podría ser del Far West o de un vagón-restaurante de tren. La escena se completa con algún que otro partido de fútbol en su gran pantalla y pop-rock de fondo. Como si fuese un bar de carretera, las mesas de billar, la tabla de dardos y las máquinas de Trivial son sus tres grandes ejes del juego. Y no, no es el bar ideal para ir a conversar, es el ideal para dejarse llevar entre copas y billares. 

 

 

 

 

 

La taberna del Espit

 

Aribau, 81

 

 

 

El estilo americano se impone en nuestros bares de copas y, si nos disculpáis, por eso vamos a incluir este local en nuestra lista. ¿Cuántas veces habéis visto jugar beer pong en las grandes juergas de las películas americanas? Mil. Y, como nosotros, siempre hemos pensado que sería chulísimo probar a jugar este drinking game, sin duda el más popular de Estados Unidos. Veinte basos de cerveza se dividen entre dos equipos de diez personas. Las bebidas se colocan en forma de triángulo y en cada punta de la mesa. Las normas son fáciles: cada jugador tiene una pelota de ping-pong que debe insertar en los vasos del equipo contrario. Quien acierta, bebe; y, por tanto, pierde aquel que se quede antes sin bebida. Aunque claro, perder, lo que se dice perder, es bastante relativo, pues lo que te vas a ganar seguro es una buena cogorza.