Un aquapark para perros| Escapadas enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Un aquapark para perros

El Aquapark Can Janè, a las afueras de Barcelona, es el primer parque acuático para perros del país.

Se trata de Can Jané, un resort canino situado en la carretera de Vallderiolf a unos 30 km de Barcelona, donde esta masía de unas cinco hectáreas ha abierto sus puertas a los perros dándoles la oportunidad de divertirse con atracciones acuáticas. El Aquapark Canino Can Janè cuenta con un lago artificial de 1000 metros cuadrados, toboganes, tablas de windsurf, barcas y muchas instalaciones para el ocio y disfrute del mejor amigo del hombre. 

 

Esta iniciativa nace de Federico Cano y Elisabeth Solá, ambos empresarios amantes de los perros y que han dedicado su vida profesional a su cuidado y crianza. 

 

El parque acuático surge a raíz de la intención de unir los lazos entre perros y sus amos, donde podrán disfrutar de las atracciones sin miedo a sufrir ningún daño pues las piscinas y lagos sólo tienen una profundidad de 60 centímetros. Además, cuentan con un bar y varios espacios verdes para ir de picnic. 

 

La tarifa simple es de 13 euros (un adulto y un perro). Por cada perro o persona adicional, se suman 3€. 

 

 

La normativa principal del uso del Aquapark Canino Can Janè es:

1. No está permitido nadar

2. Prohibido consumir alimentos

3. Prohibido tumbarse al sol

4. Peligro, suelo resbaladizo

5. Recoger los extrementos del perro

6. Obligatorio: Menores de 6 años deben ir de la mano de sus padres.

7. Perros reactivos siempre con correa.

8. Recomendación de vestimenta casual, cómoda, ligera y calzado antideslizante

9. Profundidad máxima 60 cm.

10. Zonas restringidas, sólo miradores.

11. Cuide del entorno

12. El dueño es el único responsable del perro.