Lo que no sabes de Londres| Escapadas enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

Lo que no sabes de Londres

Descubre los ocho consejos indispensables para visitar la capital de Inglaterra.

¿Pensando en irte una temporadita a Londres? O, en el mejor de los casos, ¿tienes previsto una escapada, ya estás cerrando las maletas y viendo el Big Ben por la ventana del avión? Pues bien, tanto si te vas por un tiempo como si vuelves en tres días, tienes que planificar a la perfección este viaje y salir con los deberes hechos de casa. 

 

Para ir a Londres hay muchos detalles que no puedes dejar en el tintero. Así que toma nota porque aquí tienes los truquillos indispensables para disfrutar de Londres al 100%. 

 

 

 

LAS 6 COSAS QUE NO SABÍAS DE LONDRES

 

 

 

1. Money, money, money... 

 

 

Pasar una temporada fuera supone gastar dinero y mucho, y más en Londres. Así que, como puede ser bastante probable que acabes necesitando hacer alguna que otra transferencia desde Inglaterra, tu solución es Transferwise. Y ahora te preguntarás: ¿Qué es eso? Pues bien se trata de una empresa de los creadores de Paypal y Skype que realiza las transferencias de forma segura. Enviar dinero o recibirlo es muy fácil pese al cambio de moneda así que no te preocupes, sólo necesitas saber cómo usar Transferwise. 

 

 

2. Ser guiri no es guay

 

 

A ver, no nos malinterpretéis. Todos hemos sido guiris alguna vez perdiéndonos por una ciudad desconocida y mirando a nuestro alrededor como si las calles hubieran desaparecido de nuestro mapa. En Londres uno tiene que intentar parecer que no es un turista. De hecho, lo mejor para ello es marcar bien nuestro acento inglés y, también, utilizar expresiones muy suyas. Por ejemplo, "a pain in the neck" sirve para decir que alguien es muy pesado. También podéis brindar con un simple "cheers" o cuando veáis uno de los tropecientos Topshop podéis decir "far and wide", que significa que está por todas partes. 

 

 

3. ¿Nos vamos de musical?

 

 

Este es sin lugar a dudas uno de los grandes atractivos de la ciudad. La gran oferta de musicales en Londres es algo que no os podéis llegar a imaginar y que siempre cumple con las expectativas de sus visitantes. Desde "El Rey León" hasta "Los Miserables", un abanico infinito de posibilidades a vuestro alcance. 

 

 

4. Malditas propinas... 

 

 

Es una de las preguntas más frecuentes y, sin duda, es con la que más discusiones se genera. Entre debatir el si debemos o no dejar propina, nosotros te damos una pequeña recomendación: al pedir una cuenta, tanto en restaurantes como en taxis, existe un cargo de un 10% (más o menos) que ya va incluído en la nota. Esto debemos tenerlo muy presente porque en algunas cuentas no está añadido como cargo adicional y entonces es cuando sí debemos dejar algo. 

 

Si no estuviera añadido ese porcentaje y además tú no dejas nada, el personal de ese lugar puede creer que estás insatisfecho con el servicio que te han dado. Se trata de una cuestión de cortesía y ya sabemos que en eso, nadie les gana. 

 

 

 

5. Por favor, dadme un móvil 

 

 

Esta es una de las cosas más importantes a la hora de preparar el viaje a Londres, y a toda Inglaterra en general. Una de las ventajas de adquirir una sim card inglesa ya desde nuestro país es que nos puede ayudar (y mucho) a la hora de encontrar trabajo. Del mismo modo, nada más aterrizar ya podrás disponer de Whatsapp, Facebook, Twitter, Google Maps... 

 

En cuanto a qué compañía elegir, eso es un mundo. El precio medio de facturación al mes es de 25 libras. 

 

 

6. ¡Hola, transporte público!

 

 

Londres ofrece una amplia y bien organizada red de transporte público que resulta de lo más útil tanto para ciudadanos como para turistas. Por ello, la Oyster Card es tu mejor aliada. Se trata de una tarjeta que se recarga y que puedes usar tanto en metro como en tranvia, bus o tren. Sin embargo, no es una tarjeta que hace que el transporte sea más barato sino que es un método muy útil para asegurarte que no te van a cobrar más de una cantidad al día. Una vez superado el límite diario (Price Cap) podrás seguir usándola sin que se te descuente nada.  

 

Otra forma de viajar en transporte público es usando la TravelCard, un bono de transportes que puedes comprar al día, por semana, mes o año. Cuanto mayor sea el periodo de validez, más ahorrarás. Es importante elegir bien el tipo de tarjeta en función de tus necesidades. Si viajas para unos días la Oyster Card puede ser más idónea; en cambio, si planeas quedarte una temporada, TravelCard es la solución perfecta.

 

 

7. Cultura de mercadillo

 

 

Los grandes mercadillos de Londres son un gran atractivo para los propios londinenses pero, sobre todo, para los miles de turistas que se pasean por ellos todas las semanas. Desde Spitafields Market hasta Camden Market, Borough Market, Portobello Road o Greenwich Market. Todos ellos indispensables y de gran atractivo cultural. La entrada suele ser gratuita pero debéis consultar los días exactos que se realizan pues pueden variar según la época de año.

 

 

8. De algo hay que vivir

 

 

Para trabajar en Londres debes tener en cuenta todas las opciones. Un trabajo de canguro ("au pair") puede que sea una buena forma de trabajar y ahorrar en alojamiento quedándote con una familia pero también lo es aprovechar las titulaciones que tengas. Si hay algo que los ingleses demandan son unos requisitos que ellos (y nosotros) consideran básicos: muchas ganas y actitud correcta en el trabajo; un nivel de inglés considerable; convalidar nuestro título para poder ejercer; y, por último, preparar un buen currículum vitae traducido al inglés y siguiendo las pautas del modelo británico.