La Fiesta de la Sal de Cardona| Escapadas enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona

La Fiesta de la Sal de Cardona

El primer fin de semana de junio transforma esta localidad del Bages en un fenomenal mercado medieval, que celebra su producto estrella.

Desde el año 2000, Cardona conmemora su legado medieval con una feria que es la evolución de la antigua Feria de Pentecostés, un certamen ganadero y agrario que desde 1947 era un referente a los municipios del Bages. El actual feria, lejos de querer olvidar su origen, le tiene reservado un lugar muy especial en el producto estrella del municipio: la sal. Durante dos días, Cardona acoge la Feria Medieval / Fiesta de la Sal, dos eventos que se han convertido en atractivos turísticos de la población.

 

Los actos tienen su punto de partida el sábado 6 de junio por la noche con la llegada del 'Senyor i la Minyona', la cena popular medieval, el correfoc y el concierto de feria. El grueso de las actividad, sin embargo, tiene lugar el domingo 7 de junio, cuando el centro histórico de Cardona se convierte en un auténtico mercado medieval de artesanos, juglares y trovadores. Ése día e suceden las actividades para toda la familia pensadas para dar a conocer el entorno natural y el patrimonio histórico de la región, en municipios como  Cardona, Manresa, Igualada, Solsona, Súria y Cercs. El domingo por la mañana se entrega el 'Saler d’or de la vila de Cardona' en el Salón de Actos del Ayuntamiento.

 

 

La Fiesta de la Sal es el evento de promoción económica más importante que se celebra en esta localidad. A partir del año 2001 se apostó por el turismo como eje temático hasta que se hizo el cambio definitivo como feria medieval para convertir este evento en un acontecimiento singular y propio, que gira en torno al principal leit motiv de la población: la sal.

 

Incluido en el Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN) de Cataluña, el valle salino de Cardona situó a la población, primero, en el mapa minero y, más tarde, en el mapa turístico. Sin embargo, aparte de la riqueza natural de la zona, pasear por su casco antiguo es un auténtico placer: la antigua villa amurallada de la época medieval y la posterior construcción del recinto gótico han motivado el reconocimiento de bien de interés cultural de este centro histórico, defendido por una auténtica e inexpugnable fortaleza, testigo de siglos de historia militar.

 

 

 

Imprescindibles de una visita a Cardona:

 

- Visitar por dentro la montaña de sal. 

- Subir hasta el castillo para descubrir la arquitectura y las vistas sobre la villa. 

- Andar por los callejones del conjunto histórico del núcleo antiguo. 

- Participar en la fiesta mayor y en el espectáculo del correbou (encierro).