Midi Pyrénées, esencia francesa| Escapadas enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona
  • Cahors
01/07/2013

Midi Pyrénées, esencia francesa

Naturaleza, gastronomía y rincones con mucha historia conforman esta región del suroeste francés. Hacemos un recorrido por los departamentos del Lot, Aveyron y Tarn.

Los Midi-Pyrénées es el paraíso para los amantes de la naturaleza y el deporte al aire libre. Con espectaculares paisajes como el valle del Lot o las Gargantas de Tarn, ciudades históricas que se remontan a épocas del medievo como son Cahors, Sant-Cirq Lapopie, La Couvertoirade u otras con mucho arte como pueden ser Albi o Toulouse. Para acercaros a parajes que os calarán hondo por su belleza extrema, os hacemos un recorrido por algunos rincones de los departamentos del Lot, Aveyron y Tarn. Estas zonas ofrecen desde rutas de senderismo, recorridos que siguen la huella de los templarios, o la práctica de deportes de aventura hasta rutas gastronómicas o culturales que enamoran a todo aquel que lo pise y donde realmente se descubre la verdadera esencia francesa.

 

Recomendación: Una forma de ver y maravillarse con estos parajes con encanto es hacerlo a bordo de un barco siguiendo el curso del río. Por solo 10 € el trayecto, se puede hacer la ruta desde el puerto fluvial de Bouziès. Haciendo esta ruta se puede ver el camino de sirga y sus frescos, los acantilados de Coudoulous o unas magníficas vistas del pueblo medieval Saint-Cirq Lapopie desde el agua. www.lot-croisieres.com

 

 

Naturaleza pura en el Valle del Lot

 

Los habitantes de este departamento viven felices en sus pueblos de piedra rodeados de una inmensa naturaleza que va desde tierras bañadas de viñas a mesetas calcáreas, llanuras verdosas entrecortadas con bosques de robles y ríos que atraviesan acantilados, bosques y pueblos de ensueño, muchos anclados todavía con la huella del pasado.

 

Si viajamos por esta zona debemos visitar Cahors. Situada en un meandro en el transcurso del río Lot, esta villa posee un patrimonio cultural importante. Su historia se remonta a la época romana antigua, quienes supieron sacar los beneficios comerciales de su ubicación, aunque no fue hasta la época medieval que tomó auge gracias al comercio por el río. Pasear por sus calles es embriagarse de su pasado a través de las típicas construcciones medievales. Es obligatorio ver el Puente Valentré, construido en el siglo XIV, o la magnífica catedral de Saint-Etienne, ambos Patrimonio Mundial de la UNESCO. Os aconsejamos que para hacer más divertido el descubrimiento de sus monumentos arquitectónicos, os animéis hacer la ruta de los Jardines Secretos. Descubrir los rincones verdes y adornados con flores con una temática distinta que hay que encontrarlos a partir de unos símbolos que están repartidos por la ciudad. Por otro lado, si lo que queremos es llevarnos las delicatessens tradicionales de la región no hay nada como pasearse por la plaza antigua, situada justo al lado de la catedral, los días que hay mercado. Los miércoles y sábados muchos comerciantes venden en sus paradas trufas, foie gras, quesos, embutidos y vino, considerado como el mejor de la región.


El reconocimiento de la villa de Saint-Cirq Lapopie como la más bella de toda Francia se hace una evidencia nada más pisarla. Rodeada de un paisaje bucólico –adosada a un acantilado al lado del río Lot y rodeada de una exuberante vegetación–, pasear por sus calles es como remontarnos al siglo XIII. La villa estuvo dominada por tres familias feudales (Lapopie, Gourdon y Cardaillac) que construyeron sus fortalezas en esta zona. La ciudad medieval conserva su encanto intacto a través de sus casas medievales, elaboradas con piedra y madera, la iglesia gótica construida sobre una capilla romana o los numerosos talleres y pequeños comercios de la zona dedicadas a oficios tradicionales. Además, este pueblo atrajo a numerosos artistas a principios del siglo pasado. Es más, el mismísimo padre de surrealismo francés, Andrés Breton, quedó fascinado por el lugar y se compró una casa. Actualmente la Maison Daura es la residencia internacional de artistas que van a pasar un temporada entre la armonía de la naturaleza y este impresionante conjunto histórico.

 


Aveyron, región de contrastes

 

Este departamento destaca por ser una zona que ofrece todo tipo de emociones al turista: paisajes verdes insólitos, pueblos típicos hechos de piedra y muy bien conservados, desfiladeros y valles, ríos o lagos para pasar unas vacaciones tanto con buenas dosis de deportes de aventura como relajadas, dejándote llevar por el rico patrimonio del lugar. Aveyron es una tierra de contraste ya que vive anclada a su tradición pero siempre haciendo grandes pasos a la modernidad. Un ejemplo lo tenemos en el Viaducto de la ciudad de Millau, que une la autopista (A75) gratuita entre Clermont-Ferrand a Béziers y Narbonne. Esta obra excepcional de ingeniería, diseñada por el arquitecto inglés Lord Norman Foster, posee el record mundial de altura y sobrepasa el río Tarn en 2.460 metros de altura que, a parte de convertir esta vía en la menos costosa entre España y París, está construida respetando el paisaje de la zona. Pero Millau también es una región que impera los oficios tradicionales. Un ejemplo es la empresa Causse, fundada en 1892, que elabora de forma totalmente artesanal los guantes hechos de piel y entre sus prestigiosos clientes se encuentran las marcas lujosas como Louis Vuitton o Channel. Su fábrica está abierta al público para realizar visitas.

 

 

Tierra de templarios


La región más al sur de este departamento, concretamente en el Parque Natural de Grand Cousses de Larzac, fue un territorio que en la época medieval estuvo dominado por los templarios y los hospitalarios. Aquellos que lo deseen pueden hacer una ruta por los cinco pueblos (La Cavalerie, La Couvertoirade, Sainte-Eulalie de Cernon, le Viala du Pas de Jaux y Saint Jean d’Alcas) que muestran como era la vida de estos caballeros en estas regiones y muchos de los edificios, datados del siglo XV al XVII, se encuentran muy bien conservados. www.conservatoire-larzac.fr


Por otro lado, la fama del Aveyron se la deben también a sus grandes valles donde pastan sus ovejas. Es el país del roquefort y, si queréis ver como se elabora este tipo de queso, os podéis desplazar al pueblo de Roquefort, a tan solo unos kilómetros de Millau. Una visita guiada (por 5 € aprox) nos explica el origen, nos enseña las cuevas y podemos ver in situ como los maestros afinadores cuidan este queso desde los meses de enero a julio. www.roquefort-societe.com

 

 

Albi, la joya de Tarn

 

Tarn es un departamento que destaca por su gastronomía tradicional y creativa, sus parajes naturales para realizar deporte pero, sobre todo, por sus ciudades con un rico patrimonio cultural. Os hablaremos de Albi, visita obligada para todo amante del arte. Es una ciudad que incita a perderse por su casco antiguo, muy bien conservado, y descubrir entre sus callejuelas esa vida alegre y activa de sus habitantes a través de los pequeños comercios o en las diferentes paradas del mercado de la plaza mayor. Hay tres conjuntos arquitectónicos, nombrados Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2011, y que bien merecen un vistazo: la catedral de Sainte-Cécile, un edificio del gótico meridional del siglo XV, que asombra por su impresionante altura. El Palacio de la Berbie, es el antiguo palacete episcopal de la ciudad y alberga, desde 1922, el Museo de Toulouse-Lautrec. Los visitantes pueden ver la mayor colección de obras (litografías, pinturas, grabados) de este pintor nativo del lugar. Por último, el Puente Viejo une el casco antiguo con la ciudad al otro lado del río Tarn. Se considera uno de los más antiguos de Francia y os aconsejo que, si queréis ver un verdadero espectáculo de luces, os detengáis a ver el anochecer. Mágico.
 

 

Más información:


Departamentos
Lot: www.tourisme-lot.com
Aveyron: www.tourisme-aveyron.com
Tarn: www.tourisme-tarn.com

 


Cómo llegar
En avión Vueling ofrece viajes de Barcelona a Toulouse con vuelos a partir de los 40 €. Allí se puede alquilar un coche para recorrer la región.

En coche por la autopista A61 - A62 - A20 (Jonquera – Narbonne – Toulouse). Salidas en el Lot: A20 n°58 al n°54.



Dónde dormir
Hotel Terminus 5. Avenue Charles de Freycinet, Cahors (Lot). T. + 33 5 65 53 32 00. Este hotel centenario, con un estilo elegante y clásico, ha tenido el privilegio de acoger en sus estancias al mismisimo Ray Charles. Su restaurante Le Balandre ofrece la mejor comida tradicional francesa de la zona. www.balandre.com
Hotel le Sant Cirq. Frente a Saint-Cirq Lapopie. T. +33 (0)5 65 30 30 30.Este hotel representa una aldea típica de la región de Quercy. Tiene espectaculares vistas al pueblo medieval Saint-Cirq Lapopie. Las habitaciones están rodeadas de viñedos, robles y posee piscina descubierta de agua caliente. www.hotel-lesaintcirq.com
Hotel Mercure Albi Bastides. 41 bis rue Porta, Albi (Tarn). T. (+33) 5 63 47 66 66. El hotel está construido en un antiguo Molino del siglo XVIII junto al río Tarn. Dada su proximidad con el centro histórico de la ciudad, el hotel ofrece unas magníficas vistas. www.accorhotels.com


    
Dónde comer
Chez Marco. Lamagdelaine, a 7k de Cahors (Lot). T. +33 (0) 5 65 35 30 64. Cocina tradicional y moderna. www.restaurantmarco.com
Les Orchidées. Avenue Hippolyte Puech, Tournemire (Aveyron). Cocina tradicional francesa.


L’esprit du Vin. 11 Quai Choiseu, Albi (Tarn). T. +33 (0) 5 63 54 60 44. Cocina creativa. Situado en el casco antiguo de la ciudad. www.lespritduvin-albi.com