La Rioja Top 5| Escapadas enBarcelona| Guía del Ocio y Cultura de Barcelona
27/04/2016

La Rioja Top 5

Cinco planes riojanos imprescindibles para esta primavera

Dicen que, junto a los meses de vendimia, la primavera es una de las mejores épocas para visitar La Rioja. Es probable: las temperaturas suaves, la menor concurrencia de turistas y el colorido de los viñedos riojanos son, sin duda, un marco idóneo para dejarse caer por la tierra del vino por excelencia. Este mes de mayo, además, nos regala un puente perfecto para una visita.


Hay cientos de rincones dignos de ver en La Rioja, y otras tantas guías, rankings y rutas repartidas por la web; no tendría sentido repasarlos de nuevo en este artículo. Nuestra propuesta viene a ser todo lo contrario: hemos seleccionado cinco sitios imprescindibles de una escapada riojana, cinco citas a las que puede añadir tantas como tiempo disponga, pero que, bajo nuestro humilde criterio, no debería dejarse pasar. Aquí nuestros cinco imperdibles:

 

1. La Senda de los Elefantes

 

Muchos entran por aquí de pie, y salen a cuatro patas y con una buena trompa; de ahí el sobrenombre de la popular calle Laurel de Logroño. Aunque es digna de visita durante todo el día (las visitas guiadas del Ayuntamiento de Logroño por la ciudad, reservables en el mismo ayuntamiento, pasan por aquí) es al caer el sol cuando alcanza su punto más álgido.


¿Qué momento es ese? El del tapeo. Cada uno de los locales de Laurel tiene una especialidad, algunas de ellas ya archiconocidas, como Tío Agus de Lorenzo, Matrimonio de Blanco y Negro, Zapatilla de Jamón de Villa Rica, Cojonudo de La Simpatía, Champi de El Soriano… Así hasta más de 40, que son los locales que se concentran en estos pocos metros cuadrados de picoteo a pie de calle, rodeado de buen ambiente y aderezado con buenos vinos en plena capital riojana.

 

2. Vivanco

 

 

Cuando un espacio supera los 100.000 visitantes al año, es por alguna razón; en el caso de Vivanco, por varias.

 

Su bodega, recientemente posicionada entre las 100 mejores del mundo en la lista Wine&Spirits Top 100 Wineries of the Year for 2015, no solo es moderna y funcional, sino que es una de las más estéticas de toda la DOCa Rioja. Su museo, que recorre los más de 8.000 años de historia del vino, cuenta con obras de artistas de la talla de Picasso o Miró. Y su restaurante dispone de una de las pocas cocinas especializadas en usar el vino como ingrediente y protagonista principal en sus propuestas gastronómicas.

 

El destino más visitado de la Rioja es una bodega, un museo, un restaurante y aún algo más. Es esta combinación que nos hace pensar en Vivanco como una visita de éxito asegurado, incluso para los más pequeños, que cuentan con talleres específicos para que conozcan y disfruten de la cultura del vino a su manera.

 

Por último, hablar de Vivanco es hablar de la tierra que lo acoge y lo ha visto crecer, Briones, sin lugar a dudas uno de los pueblos más bonitos de toda La Rioja. De este municipio bañado por el río Ebro recomendamos las ruinas del Castillo Árabe, la Iglesia de la Asunción, el Palacio de los Marqueses de San Nicolás y las vistas desde el Puntal.

 


 

3. De Haro al cielo

 

Junto con Briones, Haro es uno de los enclaves más bonitos de la denominada Rioja Alta. Una visita por la Herradura (el casco antiguo del pueblo) bastará para hacerse una idea del patrimonio que guarda el lugar.

 

Lo que nos lleva en esta ocasión a Haro es algo bastante más singular. De hecho, es algo que, en el transcurso de una mañana, nos llevará por toda La Rioja a vista de halcón: un vuelo en globo aerostático.

 

Vuelos sobre Haro

 

El despegue se realiza en la Plaza de Toros de Haro, y desde allí, el recorrido permite disfrutar de unas vistas sencillamente inigualables por ningún otro medio de transporte: la ciudad de Haro, el río Ebro, la sierra de Cantabria, los viñedos y los campos de trigo… La Rioja queda a sus pies en una experiencia distinta, especial e idónea para esta época del año.
 

4. Dinobús

 

No Vinobús, no; Dinobús. Tal y como siempre nos piden nuestros lectores, toda escapada debe ser realizable en familia, pero desde enBarcelona intentamos pensar siempre especialmente en los más pequeños en alguna recomendación. Este es el caso del Dinobús, una de las actividades a día completo más redondas –y para algunos más inesperadas– que se pueden realizar en La Rioja.

 

El concepto es sencillo: un autobús temático recoge a los participantes en la Oficina de Turismo de Logroño, y los transporta setenta millones de años atrás. ¿Cómo? Recorriendo los principales yacimientos paleontológicos y de icnitas de la región, entre otras actividades. Este es el recorrido del Dinobús para esta primavera: visita guiada al Centro de Interpretación Paleontológica de La Rioja en Igea y paseo guiado por el municipio; almuerzo riojano –incluido en el precio–; visita al tronco fósil y al yacimiento de huellas La Era del Peladillo; y regreso a Logroño. Toda una jornada, de 10 a 19 horas, por 21€ por persona en la que niños y también adultos pueden conocer una de las caras más interesantes de la Rioja.

 

Dinobús La Rioja

 

5. Labraza

 

Laguardia es probablemente el pueblo más conocido de la Rioja Alavesa por lo que vamos a tomarnos la licencia en estas líneas de darlo por conocido –si no, valga esta mención para evidenciar nuestra recomendación. En esta ocasión queremo hablar de otro enclave, tan o más encantador: Labraza, dentro del municipio de  Oyón-Oion.


Comparte con Laguardia su arquitectura completamente medieval. Cada rincón es un pedazo de historia a los ojos del menos entendido, y edificios como la Casa del Obispo o la Casa del Gobernador son un claro ejemplo de ello. Más evidente es referirse a la Iglesia de San Miguel, del siglo XVIII, pero no por ello menos obligada es su visita. Otro punto de interés es la Fuente del Moro, también construida en la Edad Media, aunque tal vez uno de sus mayores tesoros sea su muralla, realmente bien conservada, que ha ayudado sin duda a que Labraza reciba el prestigioso Premio Mundial de Ciudades Amuralladas.

 

Labraza